Trabajo con perfiles ICC

Espcio de color CIE LabHan sido muchos los cursos que he dado sobre gestión de color y perfiles ICC y en la inmensa mayoría de los casos me he encontrado con personas y empresas que no sabían gestionarlos, aplicarlos, o sencillamente donde estaban y que hacer con ellos.

Tenemos que darnos cuenta que el trabajo sin perfiles de color es sencillamente un trabajo incompleto, sin acabar. Suena muy rotundo, es cierto, pero es la realidad. Podemos gestionar el color de una imagen mediante perfiles, pero si dichos perfiles finalmente no quedan incrustados en el archivo para control de los colores que generaron, no habremos hecho prácticamente nada. Sin duda, debemos dirigirnos hacia el trabajo con perfiles ICC.

El trabajo con perfiles de color no solo nos aporta una mejor gestión y calibración del color en pantalla, sino unos resultados impresos finales mucho mas acordes a la realidad de lo obtenido por la cámara fotográfica inicialmente. En este aspecto, y según mi experiencia, el único perfil de color de entrada a tener en cuenta debería ser el Adobe RGB (1998).

El uso e incrustación de perfiles de color en nuestros archivos, ya sean imágenes o documentos PDF, nos aporta algo que los simples porcentajes CMYK no son capaces de darnos: la química del color. Es importante que en nuestro documento se contengan los porcentajes de aquello que queremos imprimir, por supuesto, ¿pero es que acaso solo existe un tipo de cyan en el mercado? ¿o un magenta?. Es el perfil de color quien se encargará de decirnos a que magentas, amarillos, etc, hacen referencia los porcentajes que se definen en la otra parte del archivo, la que no es el perfil de color. Y por supuesto también dejará un espacio perfectamente pensado para definir al papel, algo que es imprescindible ya que el color que sea capaz de representar la tinta siempre será limitado por el papel y sus características físicas como el acabado superficial, porosidad, ganancia de estampación y por supuesto su color.

Lo que quizá pueda ser mucho más importante es el perfil de color que escojamos como perfil de salida, es decir, el perfil de color CMYK al que vamos a convertir todas nuestras imágenes, ya que debe coincidir con las condiciones de impresión de nuestra imprenta. De esta manera, puede que uno de los perfiles de color más adecuados para el trabajo sea el Coated FOGRA39 (ISO 12647-2: 2004), un estándar a nivel europeo que se ajusta de forma general bastante bien a nuestros procesos de impresión y materias primas utilizadas.

Y aunque puede que no sea el que más se ajuste a nuestras exigencias sobre el color, también hay otras opciones más profesionales que pueden llegar a alcanzar dichas exigencias, como el ISO Coated v2 300% de ECI, un perfil de color que yo recomiendo, aunque solo para entornos de producción avanzados donde las exigencias no solo sobre el color, sino también sobre las condiciones de impresión, alcanzan niveles de calidad realmente profesionales.

5 comments on “Trabajo con perfiles ICC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

adobe-certified-instructor

 

Certificado oficial de Adobe

La formación certificada por Adobe prioriza la enseñanza de la filosofía de las aplicaciones Adobe y está avalada por diplomas oficiales, expedidos por Adobe.

Todos los cursos son impartidos por un Instructor y Experto Certificado por Adobe.
×

adobe-certified-instructor

 

Certificado oficial de Adobe

La formación certificada por Adobe prioriza la enseñanza de la filosofía de las aplicaciones Adobe y está avalada por diplomas oficiales, expedidos por Adobe.

Todos los cursos son impartidos por un Instructor y Experto Certificado por Adobe.
×