Ley de oro de la gestión del color Cabecera

Ley de Oro en Gestión del color

gestiondecolorDurante el estudio de la gestión del color y su forma de trabajar dentro de nuestras aplicaciones mis alumnos siempre se sorprenden cuando aprenden que el motor de Gestión de Color siempre está activo en la aplicación, y que permanece arrancado exactamente el mismo tiempo que el núcleo central de la aplicación. El motivo es sencillo: forma parte del núcleo central de la aplicación.

Desde que nuestras aplicaciones tienen conciencia de lo que es un perfil de color, hemos estado trabajando sin saberlo con el motor de gestión de color, que siempre ha estado al frente de todo lo que veíamos y convertíamos. Incluso podríamos decir más: ha sido el responsable de interpretar correctamente las imágenes que hemos recibido con otros perfiles de color, asignar diferentes perfiles a los colores RGB o CMYK que tenemos en pantalla, o sencillamente encargarse de convertir correctamente los colores que copiamos y pegamos entre documentos con diferentes perfiles de color (o modos de color).

Es por eso que veo necesario escribir unas palabras sobre una de las partes más importantes del núcleo central de nuestras aplicaciones, aquella que es quien mantiene la lógica dentro de los colores de nuestros documentos basándose en la que yo considero que es la ley más importante en la gestión de color: La Ley de Oro de la Gestión del Color. Esta ley que podéis ver en acción en alguno de los tutoriales que tengo colgados en AdobeTV dice que: Todos los colores del documento serán convertidos al modelo de color del documento.

¿Y que significa esto exactamente?

Ley de oro de la gestión del color 2 blogSu significado es sencillo: no puede haber ningún color dentro de un documento CMYK expresado o representado como RGB, o cualquier otro modo de color que no sea CMYK. Si ponemos el ejemplo con otro modelo de color más exagerado, quizá se vean mejor las diferencias: no puede haber ningún color dentro de un documento en Escala de Grises expresado o representado como RGB, CMYK, o cualquier otro modo de color que no sea Escala de Grises.

Será en casi todos los casos el Motor de Gestión de Color quien se encargue de “traducir” los colores que queramos representar en un documento al modo de color en que se encuentra dicho documento y estando siempre delimitados por su perfil de color, por supuesto. Solo hay una excepción a los colores que el motor de gestión de color no convertirá, y son precisamente los colores pantone. Entendemos que estos colores representan un espacio de color diferente, y en algunas ocasiones incluso mayor que el CMYK, y por tanto en algunas ocasiones el usuario puede querer que no se conviertan al modelo (o modo) de color del documento, ya que pueden representar una quinta plancha en la impresión de dicho documento. Por ello, y para conseguir este resultado, debe tratarse al color Pantone en cuestión como un color extra dentro del documento, con su propio canal independiente.

El caso excepcional de InDesign

Ley de oro de la gestión de color 3 pequeñaSólo hay una excepción en el ámbito de nuestras aplicaciones que quiero remarcar. Este es el caso de InDesign. Si pensamos en la filosofía con la que está creada una aplicación como Adobe InDesign, observaremos que no es sólo un programa pensado para crear un modelo, un arte, o sencillamente un documento al uso como sí es el caso de Photoshop o Illustrator. Adobe InDesign es una aplicación pensada para ser el contenedor de muchos y diferentes tipos de archivos, que en muchas ocasiones vendrán en modos de color diferentes. La misión de InDesign en este caso será dar al usuario dos cosas importantes:

  • La capacidad de poder mostrar todos los contenidos de un documento bajo un modelo de color controlado por un perfil ICC.
  • Y la capacidad de poder convertir todos esos contenidos a un modelo de color final, controlado también por un perfil de color ICC.

Es ahora cuando ya empezamos a estar listos para hablar de cómo configurar nuestras aplicaciones, y sobre todo, qué decirle al motor de gestión de color que tiene que hacer cuando nos lleguen imágenes con diferentes perfiles de color a los que nosotros podamos tener seleccionados “por defecto”. Pero eso, amigos míos, será en otro artículo 😉 .

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

adobe-certified-instructor

 

Certificado oficial de Adobe

La formación certificada por Adobe prioriza la enseñanza de la filosofía de las aplicaciones Adobe y está avalada por diplomas oficiales, expedidos por Adobe.

Todos los cursos son impartidos por un Instructor y Experto Certificado por Adobe.
×

adobe-certified-instructor

 

Certificado oficial de Adobe

La formación certificada por Adobe prioriza la enseñanza de la filosofía de las aplicaciones Adobe y está avalada por diplomas oficiales, expedidos por Adobe.

Todos los cursos son impartidos por un Instructor y Experto Certificado por Adobe.
×