Adobe Animate como creador universal de animaciones - Cabecera

Adobe Animate como creador universal de animaciones

Aún hay mucha gente que no lo termina de ver, pero es una auténtica realidad, y por tanto hay que verlo como lo que es, dado su uso. Tenemos que ver a Adobe Animate como creador universal de animaciones, dado que, realmente, es el software más utilizado del mundo para la creación de animaciones que tienen un destino en la web, y desde la gran transformación que sufrió hace un tiempo, ya no sólo animaciones, sino también otras muchas salidas diferentes.

Adobe Animate como creador universal de animaciones - 1Nosotros nos hemos adelantado a todo este dilema en lo referente a nuestro tema de cabecera en este post: Adobe Animate como creador universal de animaciones, y hemos desarrollado dos cursos (para comenzar), que sabemos que son de gran interés para el público general, sobre todo para diseñadores del área editorial y en no menos cuantía, los del área web. Estamos hablando de los dos primeros cursos ya publicados de Adobe Animate de 0 a 100, y a continuación, el Curso de Creación de Banners con Adobe Animate.

Podemos afirmar con toda seguridad, que en 2017 tendremos muchos más, y de contenido mucho más orientado a temás más específicos en Adobe Animate como creador universal de animaciones, tanto en el área del diseño puro y duro de la creación de animaciones, como en esa otra área, quizá un poco más áspera, de la programación, y su combinación con animaciones y banners más avanzados y profesionales.

Adobe Animate como creador universal de animaciones:
Lo que nos trajo hasta aquí

Adobe Animate como creador universal de animaciones - 2Para entender a Adobe Animate como creador universal de animaciones, debemos entender primero qué fue lo que nos trajo hasta aquí. Y es que la historia no ha sido fácil para nadie, y menos aún en mundo tecnológico como el que vivimos, en un nivel de constante evolución y desarrollo tan rápido como el que se puede palpar de manera constante día tras día. Con esto no pretendo defender a nadie, ni mucho menos a una empresa tan grande como Adobe, pero me bastaría con que reflexionárais durante un instante en los sonados fracasos de esta compañía, y no sólo en sus éxitos, que no sé muy bien por qué motivo, siempre tienden a quedarse en nuestra memoria de una forma mucho más permanente.

En este punto precisamente, hablaremos de uno de esos fracasos, el mayor de todos ellos, para mí, el de la compra de Macromedia… por los motivos fundamentales que llevaron a Adobe a desembolsar los 3.400 millones de dólares (2.623 millones de euros al cambio de la época), por protagonizar una de las primeras firmas de contrato multimillonarias (en lo que a empresas tecnológicas del índice NASDAQ se refiere), de la primera década del nuevo siglo.

Efectivamente, creo que fue un fracaso. Y me reitero, la compra de Macromedia por Adobe fue un fracaso. ¿Y por qué?, pues muy sencillo, por los motivos por los que se realizó aquella compra. Dichos motivos no fueron otros que los dos más potentes que tenía Macromedia en aquel momento, y también los dos que más deseaba Adobe en aquel año 2005: Dreamweaver y Flash.

Entendamos que Adobe no se encontraba en un buen momento, en lo que se refiere a protagonismo, en el mundo de creación de contenidos para el área web, y necesitaba adquirir herramientas que le posicionaran en una situación dominante en ese mercado tan desconocido para Adobe (en aquel momento), el de la web. La cuestión importante ahora mismo sería la siguiente: ¿Ha cambiado esa situación de protagonismo para Adobe más de una década después? ¿Ha obtenido Adobe algún tipo de posición dominante en ese mercado, como si la ha tenido siempre en los mercados del diseño editorial o el de edición de vídeo digital?

Adobe Animate como creador universal de animaciones:
Complicaciones en el camino

Adobe Animate como creador universal de animaciones - 3

Fueron solamente 5 años (mas o menos) los que tuvieron que pasar para que Adobe pudiera comenzar a darse cuenta del problema que tenía entre manos, del problema que habían comprado 5 años antes. Y es que la tecnología no es imperecedera para nadie, y para Adobe tampoco. Por ese motivo, y por que todo avanza sin piedad (no solo el software, sino también el hardware), Adobe tardó muy poco tiempo (menos de 5 años realmente) en encontrase en una situación que no pudieron predecir con antelación suficiente… la suficiente al menos como para no gastarse esa cantidad de dinero tan salvaje. Pero bueno ya se sabe, que a toro pasado… para cualquiera sería fácil predecir el fracaso de la tecnología Flash en el mercado, pero con tiempo suficiente, obviamente no!

Fue el eterno Steve Jobs quien comenzó a rodar esta inmensa bola de nieve (que se terminaría generando después), cuando comenzó a enumerar en una carta publicada en el mes de Abril del año 2010, toda una lista completa de las razones y motivos por los que él consideraba poco oportuno que los dispositivos de Apple (sus dispositivos), iPhone, iPad, iPod, etc… ejecutaran cualquier tipo de archivo en formato Flash a nivel interno. Y al final tenía razón… una vez más.

Para quien prefiera leer aquella carta, aún publicada en la web de Apple (la americana, claro) en español, os dejo otro enlace donde podéis leerla traducida sin alterar los contenidos. Sin querer, posiblemente fuese el propio Steve Jobs uno de los primeros que comenzó por definir a Adobe Animate como creador universal de animaciones, al desvincularlo de un plumazo de otro tipo de usos útiles.

El problema no quedó ahí, después de Apple vinieron empresas como Google, que sencillamente dijo que su robot de búsqueda no podía entrar en los documentos en formato Flash, y eso también era vedad. Básicamente esa afirmación tan sencilla significaba que todas las webs creadas en Flash, no podían ser indizadas por el robot de Google, y eso suponía por tanto, que no saldrían nunca en un resultado de búsqueda en el propio Google. Imaginad si esto no era importante: tener una web “invisible” que nadie podría encontrar en una búsqueda en Google.

Y para rematar la faena, un buen día allá por el año 2011 o 2012, Microsoft también publicó que se encontraban en pleno desarrollo de una nueva versión (en aquel momento) de su sistema operativo, Windows 8, y de su nuevo navegador, Microsoft Edge, siendo una de sus nuevas características, previsiblemente, la no ejecución de plugins dentro del propio navegador. Así que ahí fue donde le dijimos adiós a Flash Player también, en esta ocasión, en plataformas de Microsoft, aunque como bien sabéis, a día de hoy se sigue pudiendo reproducir contenido de Flash en Windows, sobre el navegador Edge, pero esto responde a otros motivos que abordaré otro día.

Adobe Animate como creador universal de animaciones:
Superando las barreras del viejo Flash

Adobe Animate como creador universal de animaciones - 4

Superar barreras supuso para Adobe Animate como creador universal de animaciones, tener que renunciar a una enorme cantidad de funciones y “mejoras” que se habían implementado durante años. Esta caída de funcionalidad sucedió en la publicación de su versión CS6. Y a partir de aquel momento, lo cierto, es que podemos decir, que no sólo ha sido un cambio de nombre, el que ha sufrido la aplicación, sino una renovación completa de su filosofía, y el lugar a donde la compañía (Adobe) lo quiere dirigir.

Estamos hablando de una conversión en la que ahora ya no sólo podemos exportar a formatos interactivos (como Flash), sino a muchos otros tipos de formatos que incluyen archivos de vídeo, (hasta resoluciones 4K), y por supuesto, exportaciones a HTML5 nativas para poder seguir haciendo (e implementando ese trabajo) en muchos y nuevos lugares donde, hasta ahora, no hubiéramos pensado en Adobe Animate (nuevo Adobe Flash) para realizar determinado tipo de tareas. Estamos hablando de una aplicación que, por esta obligación, ahora es muy escrupulosa en dejar al usuario realizar determinado tipo de operaciones, ya que ahora hay que cumplir con un requisito indispensable: que todo el contenido (y la animación) sea exportable a formato HTML5 nativo, con todo lo que haya que incluir, en lo que a archivos anexos se refiere.

Y no me quiero despedir sin volver a recordaros que ya están publicados nuestros dos próximos cursos sobre Adobe Animate:

Os espero en clase diseñadores!

2 comments on “Adobe Animate como creador universal de animaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

adobe-certified-instructor

 

Certificado oficial de Adobe

La formación certificada por Adobe prioriza la enseñanza de la filosofía de las aplicaciones Adobe y está avalada por diplomas oficiales, expedidos por Adobe.

Todos los cursos son impartidos por un Instructor y Experto Certificado por Adobe.
×

adobe-certified-instructor

 

Certificado oficial de Adobe

La formación certificada por Adobe prioriza la enseñanza de la filosofía de las aplicaciones Adobe y está avalada por diplomas oficiales, expedidos por Adobe.

Todos los cursos son impartidos por un Instructor y Experto Certificado por Adobe.
×